h1

MÁXIMO Y LA MARCHA GAY- “la lucha libre es el único deporte en el mundo en el que todos caben”

1 julio, 2013
1052846_10201212401690516_690757788_oLa presencia de Máximo en la marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) el pasado sábado es signo de una sola cosa, la lucha libre es el único deporte en el mundo en el que todos caben.
El pasado 29 de abril el jugador de la NBA, Jason Collins, estremeció al mundo deportivo al asumirse abiertamente homosexual. Las reacciones no se hicieron esperar ante la noticia que daba el único jugador profesional activo que hace pública su preferencia sexual. Pronto reaccionó la NFL asegurando que dicha organización estaba preparada para tener jugadores homosexuales en sus filas; compañeros del basquetbolista señalaron que el caso de Collins no es el único, pero pocos tienen el valor de aceptarlo. Hace unos días Jason Collins participó en la marcha gay en Boston, caminando con paso firme y la frente en alto fue ovacionado por miles y señalado por otros tantos.
Los señalamientos contra Collins no son las únicas muestras de discriminación que se han dado en el deporte a nivel global.
maximo__oPt
Sebastien De La Cruz, un pequeño niño de 11 años hispano que interpretó el himno nacional norteamericano en los pasados playoffs de la NBA vestido de charro también causó alboroto. Tras su actuación miles de personas se lanzaron contra él en un acto de racismo vil. Pero tanto los Spurs de San Antonio, como diversas personalidades y el propio presidente Obama lo respaldaron y repitió el siguiente jueves dando muestra de valor y dejando a sus detractores con un palmo de narices.
Estos son únicamente dos casos de lo más reciente que ha sucedido en el mundo deportivo, pero a lo largo de la historia diferentes sectores de la sociedad han sido denostados en el deporte profesional, como las mujeres, quienes tuvieron que esperar su turno para participar en deportes organizados y qué decir en Juegos Olímpicos.
El Consejo Mundial de Lucha Libre, más no el deporte en sí, está a punto de cumplir 80 años, y desde sus inicios se mostró incluyente. A diferencia de lo que sucedía en la década de las 30 en el mundo, Salvador Lutteroth González decidió dar espacio a la lucha libre femenil en 1935, todo un acontecimiento para la época y para una sociedad que ni siquiera permitía que las mujeres votaran.
Así se programaron las primeras luchas femeniles, incluso bajo la modalidad de relevos mixtos donde hombres y mujeres subirían al ring como iguales. Digan lo que digan en este aspecto no hay nada nuevo bajo el sol.
Y si las mujeres luchadoras habían causado conmoción, qué diría el pueblo gobernado por Miguel Alemán al ver a un hombre afeminado subir a un cuadrilátero. Eso fue la locura. Envuelto en una fina bata, bañado en perfume, adornado con anillos y collares y mostrando movimientos delicados apareció la Gardenia Davis. Nadie hubiera imaginado algo así.
De esta forma el norteamericano sentó las bases de luchadores que luego fueran conocidos como “exóticos”, y que pasando los años se robarían el cariño del público pese a militar en su mayoría en el bando rudo. Pronto llegarían a México estilos similares, si era su verdadera personalidad o simplemente un personaje nadie lo sabía, lo cierto es que ese sector de la sociedad ya estaba representado en un ring.
La Antigua Arena México, la Arena Nacional y muchas otros locales vieron esos primeros pasos, pero luego surgieron los representantes mexicanos.
El bello Greco y Sergio el Hermoso
Así Bello Greco y Sergio el Hermoso se coronaron Campeones de parejas de la Arena Coliseo; ellos mismos junto a Rudy Reyna y Baby Sharon pusieron de cabeza la actual Arena México en esos memorables choques Independientes vs Coliseinos; Pimpinela Escarlata hizo temporada también en el CMLL en los noventa junto a gente como el Bello Incognito hasta llegar al actual Máximo, representante de ese estilo singular iniciado por la Gardenia.
jhyg
Mujeres que van de la Dama Enmascarada, Toña La Tapatía y Drak Angel; enanos como Tsuky, Kemonito o Shcokercito, gigantes como Kamala, Marco Corleone y Thunder; los regordetes Tonina Jackson, Salomón Grundy y Brazo de Plata, estéticos como Lizmark, Sombra, Volador o Titán, los negros Dorrell Dixon, Relampago Cubano y Black Magic, y los exóticos Gardenia Davis, Gorgeous George, Bello Greco y Máximo, todos, absolutamente todos, tiene cabida en la lucha libre, y nadie se escandaliza.
Tal vez esa es una de los secretos que a ochenta años de su nacimiento ha tenido el CMLL, la inclusión en un mismo especio de una sociedad diversa.
Por eso Máximo estuvo ahí, no en pro de un grupo de personas en particular, sino por el derecho que cualquier ser humano tiene de expresarse libremente. Porque en el ring, un lugar tan pequeño y gigantesco a la vez, cabe todo el mundo.
by- Miguel Reducindo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: